skip to Main Content
No Sigas Tu Pasión. Sigue Tus Miedos.

No sigas tu pasión. Sigue tus miedos.

¿Que?

Suena un poco (o un mucho) a lo contrario que normalmente se dice por ahi y te dicen (generalmente, desde pequeño).

Así es.

¿Cuantas veces no has escuchado a alguien decir que para alcanzar el éxito de lo que quieres en la vida, solo sigas tu pasíon y el dinero la seguirá.

Y yo te pregunto: ¿te ha funcionado?

Por estadística, lo más seguro es que no. ¿Porqué?

¿No se supone que al hacer lo que te apasiona serás una persona felíz, íntegra y completa? ¿No se supone que al hacer lo que te apasiona todo lo demás llega solo, incluyendo el dinero, el reconocimiento y el avance profesional?

Lo cierto es que no. Lo cierto es que muy pocos podemos hacer realmente lo que nos apasiona.

Entonces, te propongo la siguiente idea: para avanzar en tu vida y en tu carrera, no sigas a tu pasión. Sigue a tus miedos.

Y como dije al principio de este post: “¿que?”.

Si. Te lo explico con este ejemplo:

Si eres de los que dice:

No me gusta vender“. “No me gusta la sensación de que me digan que no les interesa“. “No me gusta y de hecho le tengo pánico al rechazo de que un prospecto de cliente me diga que no le gusta lo que vendo“.

Ok. Entiendo que no solo no te gusta vender, sino que además le tienes miedo a vender.

¿Pues qué crees que es lo próximo que debes de hacer?.

Si. Vender.

¿Qué?

Me oíste (o más bien me leíste). Así que toma el teléfono y llama a esa persona que te da miedo llamar y agenda una cita o una demostración de ventas. O escribe ese artículo sobre ventas. O termina ese correo con la cotización para ese prospecto de cliente.

Si haces esto, ¿cómo te vas a sentir?. Claro… ¡con miedo!

Pero, ¿sabes lo que pasa cuando haces algo que te da miedo hacer?. Pues que al hacerlo te das cuenta que no había motivos. Ese cliente al que te da tanto miedo hablar, es posible que te diga que sí. Y esa cotización que te da miedo enviar, es posible que te la acepten. Y eentonces te darás cuenta que no pasa nada. Bueno, de hecho no pasa nada malo.

Porque lo que sí va a pasar es que vas a aprender a dejar de tener el miedo a vender.

¿Imaginas tu vida sin miedo a vender?

Pues ahora quiero que hagas lo siguiente:

1.- Haz una lista de tus 6 miedos más recurrentes.

2.- Toma el primero de tus miedos y atácalo. Es decir, haz exactamente lo que una persona con miedo no haría: enfrentarlo. ¿Se va a sentir incómodo o incluso desagradable? ¡Por supuesto! Es porque estás expandiendo tu zona de confort. Recuerda: en la zona de confort no hay crecimiento.

3.- En 2 meses, toma el segundo miedo de tu lista y lleva a cabo lo mismo que en el punto #2.

4.- En tan solo 1 año, habrás reducido (y muy posiblemente eliminado) 6 de los miedos más importantes en tu vida. ¡Seis!

¿Cómo va a ser tu vida de diferente teniendo 6 miedos menos?

¿Ves? Con 6 miedos menos en tu vida vas a poder avanzar más en tu persona, vida personal y carrera que si estuvieras siguiendo tu pasión (que ya vimos que muchos no lo hacen realmente).

Por cierto, esta forma de pensar es la que ha llevado a los grandes motivadores, oradores y pensadores a donde están. Muchos de ellos tenían miedo de hacer lo que hoy hacen como forma de vida y por lo cual millones de personas los reconocen.

Así que sigue tus miedos y cambia el mundo. O bueno, por lo menos tu mundo, que ya es un enorme paso.

 


Paco Cabrera

Back To Top

¡Suscríbete!

Recibe información sobre nuestras actividades:
  • Cursos presenciales y virtuales.
  • Conferencias presenciales y virtuales.
  • Información, artículos, podcasts y promociones.

Puedes des-suscribirte cuando lo desees y No compartimos tu información

x
X